Liberan a madre e hijo por $1.5 millones: los detalles del secuestro que impacta a La Araucanía

Tras cinco horas secuestradas y bajo constantes amenazas de muerte, las víctimas fueron liberadas y abandonadas en la comuna de Cholchol.


Una investigación de Carabineros del OS-9 «Araucanía» en conjunto con la Fiscalía de Alta Complejidad permitió concretar la detención de nueve sujetos acusados por los delitos de secuestro, lesiones e infracción a la Ley de Control de Armas.

Esto, a raíz de lo ocurrido el pasado 3 de septiembre, cuando un grupo de sujetos en vehículos y fuertemente armados, llegaron hasta el domicilio de las víctimas en la comunidad Juan Tralma, en el sector rural de Temuco, realizando disparos con armas largas y cortas e intimidando y agrediendo a un grupo familiar para llevarse contra su voluntad a una madre de 60 años y su hijo de 40.

Tras cinco horas secuestradas y bajo constantes amenazas de muerte, las víctimas fueron liberadas siendo abandonadas en la comuna de Cholchol, previo pago por parte de familiares del 1.5 millones de pesos exigido como recompensa por los delincuentes.

Los hechos fueron denunciados a Carabineros que, a través de su equipo especializado en la persecución de bandas criminales, inició una investigación que, en menos de un mes, logró identificar a los autores del ilícito.

Esta madrugada, y en operativos simultáneos en las regiones de La Araucanía, el Maule y O’Higgins, entró en operación un equipo multidisciplinario.

En total, el personal policial allanó siete domicilios: tres en Nueva Imperial; uno en Romeral; y tres en Rancagua. Además, se incautó una escopeta calibre 12, una camioneta Toyota Hilux, celulares y dinero en efectivo.

«Es un hecho de suma gravedad»

«Estos sujetos (secuestradores) comienzan a extorsionar a la familia, haciendo llamados telefónicos manifestando que pondrían en libertad a los secuestrados previa cancelación de $1.5 millones. A raíz de este hecho gravísimo, personal de OS-9 realizó una serie de diligencias logrando la detención de nueve personas», precisó el coronel Richard Gutiérrez, prefecto de Cautín.

Además, el coronal indicó que «es un hecho de suma gravedad puesto que las personas quedan en absoluta indefensión, son víctimas de una situación que en otros países conllevan incluso a la muerte de los secuestrados. Es todo un proceso interno, conmovedor para los familiares quienes denunciaron este delito a Carabineros».

Por instrucción de la Fiscalía, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía para la audiencia de control de la detención y formalización de cargos.